No es hora para cobardes. España debe ir a América

Solamente cuatro partidos disputados y el 75% de las semifinales de la Champions están ya definidas. Nos quejamos por aquí de la bipolaridad de los dos grandes, pero parece que es un poder que se extiende por todo el continente. En abril tendremos empacho de ‘Clásicos’ y con ello el pulso más largo nunca visto entre Barça y Madrid.

Esto es lo que nos gusta. Lo que vende y nos excita con más intensidad. Por eso, la invitación a la Selección para participar en la próxima Copa América ha pasado como simple anécdota en los medios nacionales. Que quieren que les diga, a mí se me cae la baba. No es la primera vez que el rumor salía a escena, pero la llamada oficial de Grondona a Villar nos ofrece la posibilidad de agrandar la leyenda de un equipo histórico en un momento irrepetible.

Se nota que no tenemos aún mucho apego a la victoria. Todavía desconfiamos a pesar de los enormes triunfos conseguidos recientemente, y parece que aquello del “que lo haga otro” aún contamina nuestro riego sanguíneo. La ‘Roja’ puede convertirse en el primer combinado europeo en disputar un trofeo espectacular, de gran tradición e inalcanzable para cualquier vecino.

Descanso para los jugadores, dicen. ¿Me toman el pelo? ¿A qué jugador español puede resultarle molesto luchar por un trofeo como la Copa América? Que la Supercopa se juegue a un partido y los amistosos de junio se eliminen. Bastante negocio produciría ya a la RFEF el viaje hasta Argentina como para no poner facilidades.

Es cierto que tras el Mundial la Roja entró en un periodo de transición en juego y resultados. Pero es precisamente la falta de competición al máximo nivel lo que hace que la estrella pese como una losa. Cuando solo el rival tiene algo que ganar es difícil encontrar una lucha justa. Sin duda, el título final sería tremendamente complicado. ¡Pero qué partidos podríamos vivir! Argentina – España en la ciudad de Córdoba con un campo a rebosar. Después de eso, el Bernabéu y el Camp Nou se transformarían en casitas de muñecas.

La opinión popular parece ver la invitación como una encerrona con tufillo comercial. De lo segundo no cabe la más mínima duda pero, en lo que respecta a la dificultad de la aventura sudamericana, son los retos más complicados los que se recuerdan con mayor pasión. Incluso en la derrota, España haría historia en una competición entre hermanos. Los clubes seguirán ahí, no se preocupe, nadie fallece por jugar veinte días extra al fútbol. Pero la experiencia sería única.

El próximo miércoles decidirá la Junta Directiva de la RFEF. Los grandes equipos españoles forman parte de ella, por lo que la decisión puede variar entre el no, el muy mucho no, o el anda-y-que-te-den ¡NO! Evidentemente, ellos pagan a los jugadores y tienen todo el derecho a luchar por sus intereses. Pero al menos disfrutemos del sueño una semana. Porque este era el momento perfecto. En el escenario más emotivo. FÚTBOL con mayúsculas. Pero nada, que sí, que cuatro Barça – Madrid. Donde estén los calamares fritos para que molestarse en probar otra cosa. Si es que es tan fácil contentarnos…

Nota del autor: Las últimas noticias apuntan que Japón volverá a reconsiderar su participación, aunque parece complicado modificar la decisión nipona. El Campeón del Mundo sigue en la recámara.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El legado de Olimpia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s