Yo amo. Tú amas. Ella enreda.

En la semana estrella para la Segunda División, los de las siglas contradictorias vuelven a abrir la boca

Estoy más que satisfecho. A mediados de junio, y todavía no me aburro con el mercadillo eterno de los grandes clubes en época estival. La lista de profecía es más o menos del tamaño habitual, pero todavía nos quedan platos mucho más apetecibles en el menú deportivo actual.


El postre de este último banquete vino de nuevo desde la Liga Adelante. ¡Qué maravilla de promoción estamos viviendo! El fútbol como debería ser. Intenso, competido e inesperado. Lo del Granada de Fabri es de novela negra. Cinco penaltis lleva errados en estos playoff. Hoy Abel sucedió a Dani Benítez con un doble tiro fallido cuando el encuentro estaba prácticamente terminado. En Vigo todavía no pueden creer que los andaluces les hayan eliminado, precisamente, desde el punto fatídico. ¿Tendremos tercera parte?

De todas formas, de los errores se aprende. Que se lo digan si no al Regal Barça, que tras el rosco padecido en la final del año pasado, no dejaron ni un segundo de respiro a los héroes de Bilbao.  El club azulgrana  sigue acumulando triunfos con la consecución de un nuevo título liguero en Miribilla. Navarro llega a los seis y repite MVP. Y eso con el paseo a Memphis incluido. Bomba de leyenda.

Otro que le pilla cerca y sigue su camino de gloria es Pep Guardiola. Tres años desde que sacara del pozo de Tercera al filial blaugrana, para ponerse inmediatamente a dirigir el mejor Barça de la historia. Evidentemente todo cuento de hadas está lleno de un ramo enorme de casualidades, pero lo que ha conseguido el técnico catalán en este trienio roza lo imposible. Enhorabona, míster.

Relevando a fútbol y baloncesto, entre otros deportes que se despiden, llegan ya tenis y ciclismo. Wimbledon ya tiene a Rafa en su número uno particular. ¿Murray o Federer en semifinales? Difícil elección. Entre los dos, si me dan a elegir, me pido a Djokovic en la final.

Más sencillo lo sigue teniendo el TAS respecto al caso Contador. La AMA ha suavizado ahora su opinión oficial y, cual ‘niña del exorcista’, sigue retorciendo un poco más a la opinión pública. Después de quedar absueltos cinco jugadores mexicanos tras dar positivo por esta sustancia (¡quién le diera al ciclismo ese trato de favor!), la Agencia Mundial Antidopaje comenta que, bueno, aunque sigue siendo malo malísimo, a lo mejor a eso del clembuterol se le podían poner unos límites. Más que nada, para que las sanciones se apliquen cuando sea una ayuda física real para el deportista, por aquello de intentar ser coherentes. Eso sí, se empieza con el fútbol, no vaya a ser que Blatter y familia se enfaden. Está claro que el único deporte global que no sabe lo que es el dopaje es la bajada de pantalones.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El legado de Olimpia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s