El caso de Marta Domínguez y las erecciones cerebrales

‘Me quiere, no me quiere, me quiere…’

Hay que ser gilipollas‘. Así de directo lo titulamos, en un artículo que dio hasta para segunda parte (y las que se podrían hacer…). En los tiempos que nos movemos, donde la etapa más gloriosa de nuestro deporte se mezcla con el periodismo más esquizofrénico, es una gran satisfacción poder seguir recurriendo a textos del pasado más reciente y no tener que bajar la cara ante ellos.

La noticia de la exculpación de Marta Domínguez, blanco facilón en la publicitada ‘Operación Galgo’, es un nuevo capítulo en el libro de los horrores en el que se han convertido algunas de las redacciones más prestigiosas del país. Se puso el grito en el cielo. Tras el pasito para adelante y para atrás con los picogramos de Contador, parecía que tocaba mostrarnos mayores ante el mundo. Como si el resto del planeta necesitara mecha para incendiarse.

Debemos tener una cosa clara. No ha habido país en la historia del deporte que, sin gozar de un estatus político y económico privilegiado, haya conseguido un monopolio de triunfos tan devastador. España no solo gana, si no que lo hace donde más ojos están mirando. Y a vencer también hay que aprender, porque en un entorno acostumbrado a fanatizar hasta la elección de calzoncillos, la mezcla entre patriotismo de bar y complejo de inferioridad puede resultar explosiva.

¿Les apoyo? ¿No les apoyo? ¿Qué dirán los de aquí? ¿Y los de fuera? Paranoia crónica ‘made in Spain’. Así le sucedió a la RFEC con Alberto. Primero digo que un año de sanción, no vaya a ser que se enfaden al norte de los Pirineos. ¡Uy!, ¡espere, espere! Bueno, que mejor nada, que si no me dan caña a la vuelta de la esquina. Resultado final: más y más contaminación indiscriminada sobre nuestro deporte y Contador disfrutando de la amabilidad gala. Porque aquí la verdad vale tanto como un pañuelo usado. Lo que realmente importa es dejar caer.

Por eso luego aparecen iluminados como el cafre de Pierangelo Molinaro, que se ha regalado un elegante panfleto en un diario como la Gazzetta dello Sport (página 35), redescubriendo por enésima vez la verdadera tonalidad del amarillo. Dentro de sus escupitajos masivos, se atreve incluso a dibujar truenos sobre deportes como  “el tenis y el fútbol, ya desde hace tiempo vencedores en medio de las dudas“. ¿Qué dudas? ¿Sabe usted algo al respecto? ¿Algún dato que el resto de mortales desconozcamos? Pues no. Pero se deja caer.

No hay ninguna cruzada anti-española ni conspiración masónica colateral. Son berrinches de quienes tienen poder con la pluma y practican el noble estilo del lloriqueo ante la falta de victorias que sentir propias. ¿Les suena? Seguro que sí. Extienden bolsitas de odio para que se la fumen sus fieles necesitados. Además, no se olviden, Madrid ha confirmado su candidatura a los Juegos Olímpicos en 2020. ¿Saben que otra capital europea estará luchando por albergar el evento? De estas habrá unas cuantas.

Me cito una vez más. Si se pilla un tramposo, que pague las consecuencias. Ahora bien, “auto-ostiazos” en la chepa tampoco. Análisis, paciencia, respeto y coherencia. Especular alegremente sobre nuestros atletas nos convierte en un altavoz masoquista y destructivo. El deporte profesional mueve muchas más emociones que cualquier otra modalidad periodística. Aceptemos de una vez por todas esa responsabilidad. Se han hecho tarde y mal muchas cosas (qué sorpresa), pero los deportistas no tienen por qué pagar la pasividad gubernamental.

Termino con otro extracto publicado en la misma edición de la Gazzetta: “Es posible también que Marta Domínguez sea inocente, que su carrera, adornada con 14 medallas y varios títulos ilustres, se haya desarrollado solo gracias a los entrenamientos. Si así fuera, la Guardia Civil y los medios españoles han protagonizado un disparate colosal“. Quizá les parezca increíble. Pero a protagonizar, eso seguro, no nos gana nadie.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El legado de Olimpia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s