ESPECIAL ‘CLÁSICOS’ 2011: El Madrid lo deja para el 2012

Pasito a pasito en una peregrinación sin final claro. El equipo merengue recorta diferencias sin mancillar su estilo, aunque es el Barça quien sigue sobrealimentando sus vitrinas.

No hay dos sin tres. Ni cuatro sin siete. El fútbol se ha rendido a sus dos mayores joyas, transformando la magia en rutina con una prórroga a tres partidos. Tras lo sufrido en primavera, y con la Cuarta del Barça entremedias, el fin del periodo estival nos trajo la enésima reposición del Clásico más largo de la historia. Y nos quejábamos de Chanquete.

Ha sido el siguiente recreo después de la pelea. En el ambiente se dejaba sentir la curiosidad por saber si el sol veraniego, junto a unos cuantos tintos de verano, habían conseguido desinfectar el torrente de pus fabricado un par de meses atrás. Tras lo vivido en agosto, quedó claro que hace falta mucho más que una copa, por muy ‘super’ que sea, para ahogar la nano-máquina de rencor made in Setúbal.

CAPÍTULO 5 El aura de Pep resiste la embestida merengue (V)

Vaya por delante que esta ha sido posiblemente la mejor Supercopa que se haya disputado. El apogeo a nivel mundial de la rivalidad Madrid – Barça ha concedido galones de capitán a un trofeo acostumbrado a pasar desapercibido.

El grito está más que justificado (GOLTV)

Mourinho se tomó en serio el reto. Los blancos llegaban al primer partido con una preparación física más adecuada y toda la ilusión del mundo por comenzar de cara el gran duelo. Desgraciadamente para Chamartín, a veces ni la justicia deportiva sirve contra este Barça.

Si a usted, todavía embadurnado con crema solar y sacudiendo una toalla con textura arenosa, le dicen que el primer tiempo ha terminado 1-2, lo tiene claro: “Lo de siempre” Pero el fugaz análisis no podría estar más errado. En el Bernabéu salió un Madrid de nueva generación. Más solvente con el balón, capaz de encontrar soluciones rápidas e incluso con mayor velocidad que su versión anterior.

Al Barcelona le pillaron en vestuarios y a medio vestir. Pero lo de Pep en casa blanca es un amor a largo plazo. Un trallazo de Villa a la escuadra (cómo está aprovechando el Guaje el viajecito a tierra culé) y otro gol de pillo de Leo adelantó el invierno en el estadio madridista. Benzema igualó el choque y Valdés alejó una derrota que parecía inevitable.

CAPÍTULO 6 El dedo de la vergüenza (V)
En su campo el Barça volvió a encontrarse a sí mismo, pero también comprobó que lo de este año con el Madrid iba a ser todavía más exigente. Los merengues consiguieron sobreponerse al gol inicial, y con una fe renovada lograron empatar el partido hasta en dos ocasiones.

Dos tontos en apuros. Marcelo y Mou dando la nota a su estilo (RTVE).

A balón parado los locales dieron vida a un rival mucho más entero que en los enfrentamientos anteriores. Una combinación de Adriano con Messi permitió al argentino perforar de volea el arco de Casillas a una decena de minutos de la prórroga. La Pulga no se cansa jamás. Los azulgranas conseguían de esta manera su décima Supercopa (primera ante el eterno rival), en dos partidos intensísimos que mostraban al mundo qué dos equipos dominan hoy en día el balompié internacional.

Así deberíamos haber terminado esto. Así tendríamos que haber encarado la nueva temporada. Pero no pudo estar quieto. No consiguió mantener su ego nauseabundo estático, y a falta de títulos quiso seguir demostrando que para ser un gran entrenador no siempre es necesario un gran cerebro.

Comenzó uno de sus dos lacayos preferidos. La escalofriante patada de Marcelo a Cesc (que debutaba en el Camp Nou con el Barça) dio paso a otra revuelta de colegio decepcionante. La imagen fue el dedo de Mourinho en el ojo de Tito Vilanova. Semejante prepotencia, egocentrismo, falta de educación y subnormalidad integral solo podrían explicarse con el cáncer luso que le ha salido al Madrid de Florentino II. No hay trofeo que vaya a borrar una vergüenza de tal calibre. Infinitamente triste.

CAPÍTULO 7 La enésima marcha atrás merengue (V)   Parecían el momento y el lugar idóneos. Como si juego y estadística por fin se alinearán a la perfección en pos de una victoria con una enorme carga simbólica. El Real Madrid se había plantado en el Bernabéu con un currículo inmaculado. Arrasando Europa y España, con tres puntos de ventaja sobre su gran rival y con un partido menos por disputar.

En realidad, el Barça no había perdido fuelle, pero en una batalla tan extrema hasta respirar a destiempo puede alejarte definitivamente del objetivo.

Hubiera sido un golpe mortal al campeonato, un rugido de rabia al mundo de una bestia herida. Pero ni el peor Barcelona como visitante en años permitió avivar la llama de la esperanza. Con Pep, Chamartín parece el Mini Estadi.

Benzema anotó el gol más rápido de la historia de los Clásicos tras carambola legendaria. La grada estalló de júbilo y pidió sangre. Una institución de la importancia del club merengue se consume sin títulos, y el choque se ponía de cara para servir el aperitivo más sabroso en décadas.

Pero Alexis marcó. Y Xavi / Marcelo. Y Fàbregas. Y adiós. Como el 2-6 pero cortado a la mitad. La Liga de nuevo abierta y jarra de agua extra helada para un equipo todavía incapaz de secar el cava. Mourinho habló de suerte casi al ritmo frenético de sus famosos ¿por qué? Sigue sin ser un modelo deportivo, pero oiga, al menos esto no revuelve las tripas.

EPÍLOGO Toca aprender de la experiencia. Que no se repita.

Tenemos el derbi Mundial en casa. No lo estropeemos (CANAL +)

Son los dos mejores clubes del mundo del fútbol. Dos motivos de orgullo que les ha tocado competir en un momento donde no hay nadie que discuta su supremacía. Para la eternidad quedarán los resultados, los trofeos y la esencia que cada uno quiera desprender una vez que abandonan los vestuarios. El resto son textos destinados a cubrir algún que otro bocadillo de salami. Basta de ensuciar nuestra época dorada. Por favor. Y sin favor. Nadie tiene derecho a expandir sus vómitos mentales sobre millones de personas. Recuérdenlo siempre. Esto se hizo para divertirnos.

Deportivamente, el Madrid se ha puesto a un nivel de matrícula. Es duro para un equipo campeón, como lo es el madrileño, aceptar un cambio de roles tan continuado ante un Barcelona que sigue acaparando piropos en las portadas de todo el planeta. Pero no vale vender una historia centenaria por un par de copas. Se sienten cada vez más cerca, y en el 2012 van a dar mucha guerra.

El Barça luchará por seguir añadiendo escenas a un largometraje épico, ratificando la superioridad actual de un equipo con un precioso guión detrás. Nadie sabe cuánto le queda, pero todo aficionado libre de fanatismos está en la obligación de disfrutar con esta generación mágica.

No debe preocupar el publicitado mal rollo entre internacionales. Son profesionales y compañeros. Arbeloa y Alonso felicitaron a su rival nada más terminar la eliminatoria de Champions. Casillas ya ha entendido que ser capitán del Real no implica apoyar la intolerancia del jefe. Es un gustazo tener al guardameta de la Roja de vuelta. Gestos valientes que hablan de unos jugadores a los que no va a ser tan fácil contaminar sus mentes de chavales auténticos.

Que no se nos vuelva a ir la cabeza. Porque acabamos golpeándonos a nosotros mismos. Iker blanco es el mismo que Iker rojo. Xavi azulgrana es el mismo que Xavi rojo. No se rebaje a la altura de quien ha vendido su humanidad a precio de coste (y usted sabe que esto no es solo el juego de una persona). El 2012 amenaza con superar esta tormenta de Clásicos a poco que salgan las cuentas. Debemos tener confianza ciega en que será diferente. Una oportunidad para reconquistar al balón, y desear que los turrones navideños fundan los malos modos. Volvamos a convertir esto en una fiesta.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El legado de Olimpia y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s