Campeones del Mundo 2013 – ¿De dónde salís, Hispanos?

Bicampeones del Mundo (AGENCIAS)

La imagen de Valero Rivera sonriendo, a medio camino entre la incredulidad y el gozo máximo, reflejaba exactamente lo que se estaba viviendo en el Sant Jordi. España estaba destrozando a un rival todopoderoso, invicto y gran favorito a llevarse un título que todavía se le resiste a pesar de su brillante lustro a nivel europeo.

Y la humillación (entiéndase simplemente como abuso deportivo) no pudo llegar frente a un equipo más apropiado. Ese estratosférico 35-19 (mayor diferencia de goles en una final internacional) iba directo a la cara de una selección que nos había cortado el paso en el Mundial de 2011 en semis, en el Europeo del siguiente año también en la penúltima ronda y la que nos complicó el cruce en los últimos Juegos Olímpicos. Triple espina que se ha ido a tomar viento con un partido histórico.

En el 40×20 de Barcelona se pintó una obra maestra. Una de esas hazañas que siguen recompensando la clase de unos deportistas cuya calidad es proporcionalmente inversa a los recurso de los que dispone su disciplina en nuestro país. Tras el golpe de autoridad de las ‘guerreras’ en Londres, los ‘hispanos’ han devuelto al balonmano español a un liderazgo impensable.

Poco se puede decir del partido que no haya sido escrito ya por los jugadores sobre pista. Salida con un 3-0 premonitorio, ocho de ventaja al descanso, parcial de 8-0 en la segunda parte y últimos minutos más propios de un choque entre opuestos que de una final mundialista. A Ulrik Wibek, seleccionador danés, no le quedaron ganas ni de comparecer en rueda de prensa.

Espectacular el 100% de efectividad de Cañellas (7/7), inmejorable la despedida de Entrerríos, mano inspirada de Rivera Jr, contundencia de Aguinagalde y  hasta Sterbik tuvo sus momentos de gloria a pesar de que la defensa española y la precipitación danesa limitaron su protagonismo.

Dinamarca se difuminó a cada fallo de Eggert y Hansen (partido horrible del jugador del PSG), sufriendo pájaras de más de diez minutos sin meter el balón en la red rival. Para ellos es la segunda plata consecutiva, aumentando la ansiedad por no culminar con Mundial o medalla olímpica una generación brillante.

Nosotros también repetimos, pero en este caso bordando una nueva estrella en el uniforme. Enorme éxito que debe despertar de nuevo el interés económico en otra de esas disciplinas de rentabilidad insuperable. ¡Grandes, Hispanos!

Hasta once jugadores que disputaron la final se reunieron antes en Vigo para disputar la Copa ASOBAL. Las fotos AQUÍ

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El legado de Olimpia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s